Carolina y Bárbara durante su pasantía en Florianópolis, Brasil.[/caption]

Tres meses viviendo en la ciudad de Florianópolis, Estado de Santa Catarina, Brasil, estuvieron las alumnas de quinto año de Enfermería de la Universidad de Magallanes (UMAG), Bárbara Paredes Barría y Carolina Asencio Martínez.

Y es que gracias al convenio que la casa de estudios firmó con la Universidad Federal de Santa Catarina de dicho país (UFSC), ambas jóvenes accedieron a un cupo para realizar sus pasantías de práctica en el sistema de atención primaria brasileño, lo que les permitió enriquecer sus conocimientos académicos de cara al término de su carrera.

A su arribo a Punta Arenas en los días recientes y desde la Dirección de Movilidad Estudiantil y Académica que les proporcionó apoyo y guía para el viaje que realizaron, las estudiantes quisieron compartir su experiencia y contar las ventajas de lo que significa aprender en el extranjero, además de los desafíos que ello implica.

“Para mí fue una grata experiencia, tanto a nivel personal como académico, principalmente, porque uno conoce otra realidad totalmente diferente a la nuestra. Uno puede ver, por ejemplo, un sistema de salud muy distinto a como es acá y donde se valora mucho la profesión de Enfermería a comparación de Chile”, comentó Bárbara, quien añadió que pudieron convivir gran parte del tiempo y de buena manera, con los pacientes y los profesionales de la salud que tuvieron la oportunidad de interactuar.

Pese a reconocer que les costó el idioma y que fueron meses intensivos de trabajo, destacan la buena acogida que les dieron los equipos de los consultorios y, en general,  la mirada más autónoma que le da el sistema a la profesión. “Lo que es Enfermería, el sistema de salud es diferente, el o la enfermera tienen un rol muy protagónico en lo que es la atención al paciente. Eso igual es bueno porque te amplía mucho más el campo y te deja visualizar otras cosas que no has visto acá, en cambio allá tienes más autonomía de poder decidir y hacer diagnósticos enfermeros, es decir, te dan mayor libertad. Una experiencia tentadora de viajar e ir a trabajar allá”, relató Carolina.

Las estudiantes junto a la directora de Movilidad Estudiantil y Académica de la UMAG, Patricia Guerrero.

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *